679 13 55 14 | comunicacion@geregras.es

El exceso de producción y las restricciones lesgislativas debilitan el aceite de palma.

02/02/2018.

viernes 2 de febrero, 2018

Los aranceles en India, las prohibiciones de la Unión Europea para su uso como combustibles renovables y el aumento de la oferta están produciendo un decaimiento en el sector del aceite de palma.

Las compañías que venden el aceite de palma a las industrias que trabajan con esta materia prima se preparan para otro año difícil. El precio del aceite de palma, que se utiliza en un amplio espectro de productos, que van del chocolate al champú, cayó un 19% en 2017 tras incrementarse las existencias en los últimos meses. Además, el incremento de los aranceles por parte de India ha reducido las compras por parte del mayor consumidor del mundo. La industria analiza con preocupación la salud del mercado: persisten temores a que las elevadas existencias y una demanda más débil puedan desembocar en mayores caídas de precios de esta materia prima.

Aumento de la oferta

La producción de aceite de palma alcanzaría un nuevo récord en 2018 a medida que se disipan los efectos de 'El Niño' de 2015-2016, que redujeron la producción de este tipo de materia prima.

Las palmas que producen aceite necesitan mucha agua, pero que este agua caiga 'bien', no causando amplios destrozos como pasó hace dos años. Las mayores precipitaciones de 'La Niña', que además no están siendo destructivas para este tipo de plantaciones, así como una mayor superficie destinada al cultivo, podrían elevar la oferta y las existencias, según Ling Ah Hong, director de Ganling Sdn. La perspectiva de los precios es particularmente bajista en el segundo semestre.

La oferta global se incrementará entre 5 millones y 6 millones de toneladas este año, según el presidente de LMC International, James Fry, que pronostica que la producción de Indonesia será de 40 millones de toneladas y que la de Malasia superará los 21 millones de toneladas.

Thomas Mielke, director ejecutivo de Oil World, que tiene sede en Hamburgo, sostiene que la producción de aceite de palma aumentará en alrededor de 2,6 millones de toneladas y que llegará a los 70,1 millones de toneladas, lo que podría tener un efecto devastador sobre los precios.

Decisión de la UE

Mientras, legisladores de la Unión Europea han respaldado este mes un plan que restringe el uso de aceite de palma en combustibles renovables que entra en vigor en 2021 por los temores sobre su impacto medioambiental.

Malasia ha calificado la decisión de discriminatoria, mientras que la Asociación de Aceite de Palma ha dicho que la UE asegura sus propios intereses perjudicando los de sus rivales. Los dos bloques representan en conjunto el 85% de la producción mundial.

Las exportaciones de Malasia a la UE han caído en un 28% en los primeros veinticinco  días de enero respecto al mismo período del mes anterior, según datos de SGS. La Comisión de Aceite de Palma de Malasia ha advertido que los envíos al bloque podrían caer más este año. Malasia busca ahora una "solución inclusiva" por medio de negociaciones de un acuerdo de libre comercio con la UE que quiere relanzar este año.

Fuente: eleconomista.es

Asociación Nacional de Gestores de Residuos y Subproductos de Aceites y Grasas Comestibles