679 13 55 14 | comunicacion@geregras.es

Irena otorga a la bioenergía un papel vital en la transición energética.

08/05/2020

viernes 8 de mayo, 2020

Evolución de la bioenergía y la hidráulica según Irena.

Evolución de la bioenergía y la hidráulica según Irena.
La Agencia Internacional de las Energías Renovables (Irena) considera que “la bioenergía moderna puede desempeñar un papel vital en la transición energética si crece significativamente”.

El primer informe sobre las perspectivas globales de las renovables (Global renewables outlook) de aquí a 2050 publicado por la Agencia Internacional de las Energías Renovables (Irena) en plena pandemia por la COVID-19, tiene muy claro que “la bioenergía moderna puede desempeñar un papel vital en la transición energética si crece significativamente”. Además, considera que los combustibles a partir de biomasa en el transporte “serán indispensable para descarbonizar la economía global”  y “habrá una gran necesidad de ellos durante las próximas décadas”.

 

Cuando se presentó el informe de Irena destacamos cómo su director general, Francesco La Camera, incidió en dicho trabajo “muestra las vías para reconstruir economías más sostenibles, equitativas y resilientes mediante la coordinación de esfuerzos de recuperación a corto plazo con los objetivos a medio y largo plazo del Acuerdo de París y la Agenda de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible".

Y para ello cuenta, y mucho con la bioenergía en todas sus variantes (biomasa sólida, biogás y biocarburantes) y para todos sus usos (transporte, calor y electricidad). Consideran que “puede desempeñar un papel vital en la transición energética si se amplía significativamente”. Y a partir de aquí desglosa cómo debe crecer en cantidad y calidad, especialmente por el lado de la sostenibilidad.

El informe reconoce que en los últimos años se han utilizado mayores cantidades de bioenergía moderna, tanto biocombustibles líquidos como pélets de biomasa, pero aseguran que “su ritmo de crecimiento es insuficiente para satisfacer los requisitos de la transición energética”.

Pronóstico: en 2050 se quintuplicará el consumo de biocarburantes
Irena aboga por hacer “un esfuerzo mucho más fuerte y concertado, particularmente en sectores para los que la bioenergía podría proporcionar soluciones clave: transporte marítimo y aéreo y diversas aplicaciones industriales”. Calculan que la demanda primaria de bioenergía moderna crecería desde el entorno de los 30 exajulios (EJ) de 2016 a los 125 EJ en 2050.

En cuanto a los biocombustibles líquidos en el transporte, los considera “indispensables para descarbonizar la economía global”, y pronostica que su consumo, siguiendo la línea de crecimiento que sugiere, llegaría a los 652.000 millones de litros en 2050, frente a los 129.000 millones de 2016. Aunque asume que el transporte se electrificará en gran medida, “no llegará ni a todas las partes y a todos los sectores a la vez”.

Biocarburantes indispensables por tierra, mar y aire
“Habrá una gran necesidad de biocarburantes durante las próximas décadas”, aseguran en el informe. Entienden que siguen siendo necesarios hasta que la electricidad cien por cien renovable llegue a las flotas de vehículos ligeros y tengan una autonomía e infraestructura de carga adecuada.

Además, como ya han expuesto en otros informes, añaden que “es poco probable que los camiones de carga pesados y  larga distancia, los barcos y los aviones estén completamente electrificados, debido a la mayor densidad de energía que requieren. Por lo tanto, todas las formas de biocombustibles deben desplegarse más ampliamente dentro de una solución climática inmediata”.

Sobre los biocarburantes avanzados piden regulaciones estables y desarrollo tecnológico. Por un lado afirman que “la gran demanda de biocarburantes para un transporte bajo en carbono requiere una mayor inversión, estimada en más de 18.000 millones de euros al año”, pero también que las incertidumbres regulatorias son “una de las barreras más importantes” para hacer efectiva esa dicha inversión”.

Urge cambiar cocinas y estufas de biomasa ineficientes por equipos modernos
En cuanto a la biomasa sólida advierten que se sigue quemando mucha leña que afecta negativamente a la salud del planeta y de las personas: “las cocinas tradicionales ineficientes emiten humo interior que pone en peligro la salud principalmente mujeres y niños. Gran parte del combustible de madera que utilizan se recolecta de manera insostenible de los bosques locales”.

Por este motivo, el informe explica que esos equipos de cocina y calefacción “deben reemplazarse por estufas modernas, limpias y eficientes, alimentadas con combustibles de madera producidos de manera sostenible”. “La bioenergía –añaden– deberá obtenerse de materias primas sostenibles y asequibles, como residuos agrícolas y forestales o desechos sólidos municipales”.

A pesar de las críticas sobre la cada vez mayor explotación de los bosques en determinadas zonas como Norteamérica para producir pélets de madera, entre otros biocombustibles, le informe considera que “existe un gran potencial para expandir la producción de madera a través del manejo mejorado de los bosques existentes, como se ejemplifica en Suecia, donde el volumen de árboles en pie se ha duplicado durante el siglo pasado”.

Biogás: su crecimiento depende de la gestión de los residuos
El biogás también se menciona en el Global renewables Outlook. En concreto señalan su capacidad para reducir las emisiones de metano con el aprovechamiento del estiércol del ganado y los desechos sólidos municipales, añadiendo que “se podría hacer un mayor uso de los residuos de cultivos alimentarios y residuos forestales al tiempo que se mantienen suficientes residuos para enriquecer el suelo y preservar la biodiversidad”.

En cuanto al empleo derivado de estos desarrollos, el informe subraya que en el caso de la bioenergía se notará especialmente su incremento en América Latina, el sudeste asiático, África subsahariana y parte de Europa. Irene calcula que en estas zonas se alcanzará el sesenta por ciento del total de las personas empleadas en las energías renovables.

 

Por: Javier Rico

Fuente: energías-renovables.com

Asociación Nacional de Gestores de Residuos y Subproductos de Aceites y Grasas Comestibles