679 13 55 14 | comunicacion@geregras.es

6 claves de la agenda medioambiental de 2021.

08/01/2021

viernes 8 de enero, 2021

Estas son las principales líneas de actuación que se esperan de cara a este 2021 en materia de medio ambiente.

¿Qué nos deparará 2021? A nivel global, toda la agenda política, social y económica ha sido removida de arriba a abajo por la pandemia de coronavirus. Este infausto año que acabamos de concluir ha dejado tras de sí muchos quebrantos, pero también algunas convicciones y ciertas esperanzas. Nunca hasta ahora había percibido la sociedad globalizada hasta qué punto pertenecemos a un aldea global donde los problemas son de todos y las soluciones deben venir también del conjunto de los actores sociales, como señala el ODS 17 de la ONU en su hoja de ruta para la sostenibilidad a 2030.

 

Una de las ideas que deja esta pandemia y la crisis de actividad momentánea que ha originado es la convicción de que la reconstrucción tras el coronavirus debe ser verde, centrada en la economía baja en carbono y circular. Así lo recoge, por ejemplo, el plan extraordinario de inversiones de 750.000 millones aprobado por la UE y trasladado a nuestro país en el Plan España Puede, que prevé destinar el 37% de los recursos al medio ambiente, el agua incluida, aunque no tanto como sería necesario en este caso.

 

Este esquema, que en breve movilizará recursos de un volumen no visto en décadas, está alineado con el Green Deal de la UE, que desde finales de 2019 ya auguraba un cambio sustancial en las dinámicas de inversión pública y los estímulos a la actuación privada. La agenda de 2021 seguirá siendo la agenda del virus y la pandemia, y también la de las vacunas que esperemos pongan fin a esta crisis. Pero sin duda, el mundo que surgirá tras la COVID-19 será uno más consciente de los problemas globales, convencido de la necesidad de unir voluntades y alineado con la sostenibilidad a largo plazo.

 

1. España prepara nuevas leyes

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, afirmaba hace dos días que, en su primer año de legislatura, el Gobierno ha conseguido cumplir con el 23% del total de los compromisos verdes expuestos en su programa, lo que significa un grado de cumplimiento “extraordinariamente intenso” según sus palabras. También es una afirmación de una exactitud sumamente precisa: 23%. ¿Qué significa ese 23% de cumplimiento?

 

Entre ellos hay argumentos de mensaje y elementos tangibles. En el caso de los primeros, está el hecho de que 2019 arrancara con la creación de una Vicepresidencia cuarta del Gobierno liderada por una especialista como Teresa Ribera refractaria al partidismo político y que sumaba a la cartera de medio ambiente los asuntos de energía y de la España vacía bajo el nombre de Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Sin duda una forma de visibilizar la importancia de la sostenibilidad para el Ejecutivo.

 

Por el lado de las acciones llevadas a cabo, destaca, por urgente, el lanzamiento del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española o Plan España Puede, diseñado para hacer frente a la pandemia con la financiación de Bruselas y que destinará el 37% de sus fondos a la transición ecológica, como hemos señalado previamente.

 

2. Estrategias a lago plazo

Además, el pasado septiembre se aprobaba el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático para 2021-2030, con 81 líneas de acción en distintos sectores, un documento esencial para que España refuerce su resiliencia ante eventos climáticos futuros.

 

También el Ejecutivo aprobaba este 2020 la estrategia España Circular 2030, con el objetivo de reducir los residuos un 15% en 2030 y mejorar un 10% la eficiencia del uso del agua en una década. Otro adelanto ha sido impulsar el anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados.

 

Entre las líneas que el MITECO prevé desarrollar de cara al 2021 se encuentran la aprobación definitiva en el Parlamento de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética. En ese contexto, es de especial relevancia el desarrollo de la ya aprobada Hoja de Ruta del Hidrógeno Verde.

 

En materia de despliegue de renovables, el próximo 26 de enero se producirán las primeras subastas de renovables con el nuevo marco retributivo. Por otro lado, también se prevé la Aprobación de la Estrategia de Reto Demográfico. La lucha contra la despoblación tiene consignados más de 2.500 millones de euros en los presupuestos Generales del Estado. También en 2021 se producirá la aprobación de los Planes Hidrológicos de Tercer Ciclo y se continuará el impulso a la Estrategia Nacional de Infraestructura Verde.

 

3. Negociación climática internacional

Por primera vez desde que empezaron a realizarse cumbres internacionales del clima, la de 2020 tuvo que aplazarse debido al coronavirus. Finalmente, la COP26 de Glasgow tendrá lugar en la ciudad británica en noviembre de este 2021 que empezamos. Las espadas quedaron en alto durante la COP25 de Madrid, celebrada a finales de 2019. Se esperaba que en este otoño de 2020 se tomarán en la COP26 decisiones de peso y definitivas sobre el cumplimiento del Acuerdo de París.

 

El coronavirus ha demorado en cierto sentido la negociación diplomática internacional, según explicaba la ministra Ribera a nuestro diario, pero no ha paralizado ni mucho menos los cambios en ciernes. Antes bien, los ha acelerado. Porque muchas de las realidades que hemos visto estos meses anticipan y precipitan un mundo con menos consumo total de energía y más basado en la interconexión, la inteligencia y las fuentes limpias.

 

4. Economía circular

Respecto a la eficiencia en el uso de recursos perecederos, en 2021 entra en vigor la prohibición del Convenio de Basilea de exportar residuos plásticos contaminados sin el consentimiento previo del país receptor. Algo que sin duda supondrá un cambio rotundo en la manera en la que la economía global ha manejado la basura incómoda, moviéndola de unos a otros países bajo la forma de elementos para reciclar que no eran efectivamente reciclados. El veto al transporte de estos residuos obligará a la cadena de valor a hacerse cargo de ellos y proceder a su recuperación o eliminación bajo estándares ambientalmente aceptables.

 

5. Biodiversidad

La pandemia de coronavirus ha mostrado la íntima relación que existe entre ganado, personas y vida silvestre. Un concepto definido bajo la etiqueta One Health que la ONU y multitud de entidades han tomado como suyos este año pero que los expertos venían manejando desde hace años. Este es el triplete de factores que se retroalimentan entre sí y que estimulan la transmisión de enfermedades de animales a humanos y que se ve alimentado por la creciente presión sobre los ecosistemas y el aumento de la población.

 

En ese contexto de degradación de los hábitats y pérdida de especies, será esencial ver lo que ocurre en la  la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica que se celebrará en mayo, virus mediante, en la ciudad china de Kunming.

 

6. Los retos de LATAM

Para América Latina, el año arranca con la XXII Reunión del Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe, que se llevará a cabo del 18 al 19 de enero de 2021. El encuentro tiene el objetivo de abordar los desafíos ambientales más apremiantes de la región, oportunidades para la recuperación sostenible y acciones urgentes en favor de la naturaleza para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

Además, en este 2021 entrará en vigor el Acuerdo de Escazú, considerado como uno de los instrumentos ambientales más importantes de la región. En concreto, lo hará el 3 de febrero, exactamente 90 días después de haber sido ratificado por México, ya que este país permite sumar las 11 ratificaciones que exigía el texto del tratado para pasar a ser efectivo.

 

Fuente: elagoradiario.com

Todas las noticias

Asociación Nacional de Gestores de Residuos y Subproductos de Aceites y Grasas Comestibles