679 13 55 14 | comunicacion@geregras.es

Palos de la Frontera (Cádiz) reparte garrafas a sus vecinos para reciclar el aceite usado.

21/02/2020

viernes 21 de febrero, 2020

Bajo el lema “Reciclar no es tu obligación, es tu responsabilidad” comienza una nueva campaña de reciclaje del Ayuntamiento de Palos de la Frontera.

Esta iniciativa, recogida dentro de su nuevo plan municipal, se centra especialmente en el conjunto de medidas y actuaciones que tienen como objetivo informar a los palermos sobre los métodos correctos de reciclaje de envases ligeros, vidrio, papel y cartón y aceites usados.

 

Durante estos días, operarios del servicio de limpieza están procediendo al reparto, casa por casa, de garrafas con capacidad de cinco litros para que los usuarios puedan almacenar en ellas aceites domésticos usados. Una vez llenas y tal como se explica en el folleto informativo que las acompaña, el vecino tendrá que avisar en el Servicio de Atención al Ciudadano para solicitar su recogida. Cada semana, a primera hora del jueves trabajadores municipales las recogerán para llevarlas a una planta de tratamiento y la repondrán para que el vecino pueda seguir reciclando.

 

Es fundamental que la población tenga conciencia medioambiental, que sean conscientes de la importancia de pequeños gestos como este para el futuro de nuestro planeta”, señalaba Carmelo Romero, alcalde de Palos de la Frontera.

 

El aceite usado es reciclable y puede dar vida a otros muchos materiales. Se recicla el aceite vegetal sobrante de asados, fritos, alimentos enlatados, manteca de cerdo o grasas caducadas y en mal estado. Hay que prestar atención en no mezclarlo con aceites de motor o grasas industriales.

 

 

Una vez se recoge el aceite acumulado, se traslada a centros de transferencia, donde se determina su composición y se destila para eliminar el agua, sedimentos y otro tipo de impropios. Los usos que se le puede dar al aceite reciclado son muy diversos, desde biocombustibles para motores Diesel a otras muchas salidas como abonos, ceras, barnices, cremas, detergentes, lociones y jabones.

 

Un litro de aceite domestico puede contaminar mil litros de agua. Si se tiran por el desagüe, estos se adhieren a las paredes, provocando atascos en las tuberías y generando malos olores. Trabajar por un Palos de la Frontera más sostenible medioambientalmente es una  responsabilidad de todos.

 

Fuente: diariodehuelva.es

Asociación Nacional de Gestores de Residuos y Subproductos de Aceites y Grasas Comestibles