679 13 55 14 | comunicacion@geregras.es

Guía básica para saber qué combustible tienes que repostar a partir de hoy.

19/10/2018

viernes 19 de octubre, 2018

A partir de este pasado 12 de octubre ha entrado en vigor la nueva normativa sobre el etiquetado de los combustibles.

Aunque buena parte de las estaciones de servicio ya hace semanas que han ido introduciendo el nuevo etiquetado de combustibles, a partir de hoy ya es obligatorio que sus surtidores exhiban los distintivos que identifican los diferentes combustibles con una nomenclatura unificada para Europa. Concretamente, se aplica en los 28 Estados miembros de la UE, los Estados del Espacio Económico Europeo EEE (Islandia, Liechtenstein y Noruega), así como Macedonia, Serbia, Suiza y Turquía.

Esta nueva clasificación pretende ayudar a los consumidores a elegir el combustible apropiado para su vehículo. Algo necesario teniendo en cuenta la gran variedad de tipos de combustible que han aparecido en los últimos años en el mercado y que pueden llevar a confusiones a la hora de repostar. Y es que, más allá de la gasolina y el gasóleo, los vehículos también pueden funcionar, por ejemplo, con gas natural, residuos de petróleo e hidrógeno.

Quienes no están familiarizados con las nuevas etiquetas, podrán identificarlas fácilmente si se fijan en su forma y contenido. El tipo de combustible al que se refiere la pegatina se identifica geométricamente, de tal modo que se ha asignado un círculo para la gasolina, un cuadrado para el gasóleo y un rombo para los combustibles gaseosos. La clase específica de cada uno de ellos se determina con la nomenclatura interior.

Infografía de la DGT sobre el etiquetado de los combustibles

De este modo, los nuevos nombres para la gasolina son E5, E10 ó E85. La etiqueta E5 hace referencia al combustible compuesto por un 95% de gasolina y un 5% de etanol. La E10 corresponde a la mezcla de un 90% de gasolina y un 10% de etanol. La E85 identifica el combustible formado por un 15% de gasolina y un 85% de etanol.

Las etiquetas para referirse al gasóleo son B7, B10 y XTL. La letra B sirve para designar los componentes específicos del biodiésel presentes en el gasóleo, es decir, el B7 significa que incorpora un 7% de biodiésel mezclado con diésel, mientras que en el B10, el 10% de la mezcla es biodiésel. La denominación XTL hace referencia al diésel sintético.

En cuanto a los combustibles gaseosos, se identifican con las siglas en inglés: CNG para el gas natural comprimido, LPG para el gas licuado de petróleo, LNG para el gas natural licuado y H2 para el hidrógeno.

Además de obligar a la incorporación de estos distintivos en las estaciones de servicio, la Directiva 2014/94/UE también exige su incorporación en los vehículos (turismos, motocicletas, triciclos, cuadriciclos, ciclomotores, furgonetas, camiones, autobuses y autocares) comercializados por primera vez o matriculados a partir del hoy, 12 de octubre de 2018. Éstos deben exhibirla cerca del tapón o la tapa del depósito, así como indicarla en el manual de usuario.

De todas formas, ya hace algún tiempo que los vehículos nuevos llevan esta pegatina. En el caso de que nuestro ejemplar sea más antiguo y carezca de ella, si dudamos sobre en qué surtidor debemos repostar, lo mejor es preguntar al empleado de la gasolinera.

Asociación Nacional de Gestores de Residuos y Subproductos de Aceites y Grasas Comestibles