679 13 55 14 | comunicacion@geregras.es

El municipio de Astillero recoge hasta el mes de julio 4.943 kilos de aceite doméstico usado.

17/09/2018

lunes 17 de septiembre, 2018

Este dato tan positivo ha sido posible gracias al convenio suscrito con la empresa Rafrinor.

El Ayuntamiento de Astillero ha recogido hasta el mes de julio 4.943,5 kilos de aceite doméstico usado para reciclar en los 17 puntos de depósito que tiene el municipio, lo que supone más del 75 por ciento del total del año 2017, cuando se alcanzó la cifra de 6.522 kilos de este producto.

La edil de Medio Ambiente, Maica Melgar, ha resaltado en una nota de prensa la evolución positiva de la recogida de este aceite para su posterior reciclaje y ha remarcado la importancia de depositar este producto usado en los puntos de recogida, porque verterlo por el fregadero supone contaminar miles de litros de agua.

"Tenemos que tomar conciencia que el agua es un bien preciado y más escaso de lo que tendemos a pensar. Por eso, los pequeños gestos, sin que nos supongan apenas esfuerzo, como depositar este aceite en los contenedores naranjas distribuidos por todo el municipio tienen mucha importancia", ha señalado.

Melgar también ha indicado que la evolución del reciclado de aceite doméstico por zonas y meses del año varía en las diferentes zonas de Astillero que cuentan con depósitos.

Al respecto, ha apuntado que tomando como referencia el mes de mayo y en lo que va de año, el contenedor con más recogida ha sido el del polideportivo Guillermo Cortés, con 147 kilos, seguido este año por el de la Plaza de la Constitución con 132 kilos y por el del barrio Santa Ana con 124,5 kilos.

En el extremo contrario están el situado en la calle Prosperidad, donde se recogieron 79 kilos, el de la calle Boo con 80,5 kilos o el de Sainz y Trevilla con 90 kilos.

Este servicio de recogida es gratuito, gracias al convenio suscrito con la empresa Rafrinor, que se encarga de retirar el aceite habitualmente una vez al mes.

Los vecinos deben depositar el aceite en los contenedores naranjas en un recipiente cerrado, preferiblemente de plástico para optimizar el reciclaje, y el producto recogido, después de ser debidamente tratado, tiene nuevos usos, como la fabricación de biocombustibles de segunda generación.

Fuente: abc.es

Asociación Nacional de Gestores de Residuos y Subproductos de Aceites y Grasas Comestibles