679 13 55 14 | comunicacion@geregras.es

Conocer el punto limpio, para evitar los puntos sucios.

21/09/2018

viernes 21 de septiembre, 2018

Conoce todos los residuos que puedes depositar en un punto limpio y cuáles no.

A quien le ha surgido la duda de cómo deshacerse de una lavadora, un colchón, la batería de un coche o residuos que, por su tamaño y composición no podían ir a los contenedores que están en la vía pública, es porque no sabía de la existencia o el uso del punto limpio.

Estos espacios están dedicados a la recogida y clasificación de los residuos. Permiten gestionar casi cualquier tipo de desecho, desde pilas y aceite de cocina, a muebles y electrodomésticos.

El objetivo principal de estas instalaciones es recuperar los materiales para su reciclaje (papel, vidrio, metales, etcétera), evitar el vertido incontrolado de escombros y residuos voluminosos (muebles o electrodomésticos), y separar los residuos que representen un riesgo para el medio ambiente (pilas, pinturas, etcétera).

Qué se puede tirar en un punto limpio y qué no

Por lo general, en un punto limpio se puede tirar casi cualquier residuo o desecho que produce el ciudadano en su día a día. Como por ejemplo, envases de vidrio (iglú verde), cartón y papel (contenedor azul), latas, briks y envases de plástico (contenedor amarillo). Pero la diferencia es que en un punto limpio también se dispone de espacio para objetos como:

  1. Metales y objetos metálicos.
  2. Madera y objetos de este material.
  3. Aceites de cocina usados, que deberán ser llevados en un recipiente correctamente cerrado.
  4. Aceite de vehículos a motor.
  5. Baterías de automóviles.
  6. Pilas y baterías, también baterías de móvil.
  7. Radiografías.
  8. Luminarias de todo tipo, bombillas tradicionales, fluorescentes, LED, de bajo consumo, etc.
  9. Pinturas, tanto acrílica como sintética, así como barnices, disolventes, etc.
  10. Muebles, desde colchones, sillas, mesas, a carpinterías como puertas y ventanas.
  11. Escombros que procedan de obras de carácter doméstico.
  12. Resíduos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), como televisores, ordenadores, móviles, afeitadoras eléctricas, etcétera.
  13. Electrodomésticos grandes, desde neveras a aires acondicionados, lavavajillas, lavadoras, etcétera.
  14. Ropa y calzado.
  15. CDs, DVDs, cajas de plástico, cartuchos de tinta de impresora, material de oficina, etc.
  16. Termómetros y elementos que lleven mercurio.
  17. Restos vegetales procedentes de podas y desbroces.
  18. Objetos decorativos, como espejos o cuadros.

 

No obstante, existe una serie de materiales que no pueden ir al punto limpio ya que, por su naturaleza, necesitan ser tratados de una forma especial para garantizar las condiciones de seguridad necesarias. Estos son algunos residuos que no acepta un punto limpio:

  1. Residuos orgánicos.
  2. Neumáticos.
  3. Residuos de naturaleza radioactiva.
  4. Residuos médicos potencialmente infecciosos.
  5. Residuos tóxicos.

 

¿Dónde encontrar un punto limpio?

Los puntos limpios están gestionados por el Ayuntamiento de la localidad en la que se ubiquen. En la página web de la Xunta de Galicia, está dispone un mapa en el que se puede localizar al punto limpio más cercano. En Sirga se pueden consultar los horarios, información de contacto y tipos de residuos que se aceptan en cada uno de los puntos limpios de Galicia.

Por otro lado, además de los puntos limpios fijos, algunas localidades cuentan con puntos limpios móviles. Estos puntos limpios son, en muchos casos, un camión con personal del punto limpio fijo más cercano que se desplazan a diferentes barrios con el objetivo de facilitar el depósito de los desechos sin necesidad de que el ciudadano se desplace hasta el punto limpio fijo.

Fuente: lavozdegalicia.es

Asociación Nacional de Gestores de Residuos y Subproductos de Aceites y Grasas Comestibles